Una escapada de pareja en los Alpes Suizos

Sofía estaba buscando unas vacaciones relajadas en pareja, para disfrutar de unos momentos de descanso. Nada mejor que el escenario de los Alpes Suizos para hacer su sueño realidad.

Alpes Suizos en pareja“Estaba buscando unas vacaciones relajadas en pareja. La idea que teníamos en mente era recorrer la Suiza Francesa, y buscábamos una casa que no estuviera en la ciudad para poder disfrutar de momentos de descanso.

Fue increíble poder cerrar ese intercambio en los Alpes Suizos, en una cabaña de madera que me recordaba a Heidi (será por mi fantasia de niña de querer vivir en la casita de Heidi con su abuelo). Nuestros anfitriones eran un matrimonio jubilado que vivía en Ginebra, y la preciosa casa la habían heredado de su abuela.

Alpes Suizos en pareja
Todo fue perfecto. Los anfitriones inspiraban mucha confianza y fueron siempre muy amables con nosotros. Hasta nos preguntaron si habíamos alquilado un coche, porque de no ser así, se ofrecían a ir a buscarnos al aeropuerto. Nos recibieron con un almuerzo y nos explicaron un montón de detalles de la zona, mostrándonos una caja llena de planos y folletos turísticos.

Fue increíble poder cerrar ese intercambio en los Alpes Suizos, en una cabaña de madera que me recordaba a Heidi

Somos un matrimonio que acabamos de cumplir los 50 años. De profesión somos arquitectos y siempre, durante nuestros viajes nos gusta buscar algunas obras relevantes de arquitectura para visitar. La posibilidad de descubrir los Alpes Suizos en pareja nos fascinaba. Si bien estábamos en Suiza, nos escapamos hasta Francia para visitar Rompchamps, la iglesia diseñada por Le Corbusier. También fuimos a Vitra Campus donde hay varias obras relevantes de arquitectos como Zaha Hadid o Frank Ghery.

Una vez satisfecha nuestra curiosidad profesional y visto los temas arquitectónicos que queríamos, lo que buscábamos era perdernos por los pueblitos y por los paisajes alpinos. ¡No puedo decir cual de los pueblos que visitamos era mas lindo!.

Todo fue perfecto. Los anfitriones inspiraban mucha confianza y fueron siempre muy amables con nosotros

En Suiza es todo perfecto, todo esta impecable. Después de movernos todo el día con el coche llegábamos a la casa al atardecer a disfrutar de la vista al lago, y comíamos unos quesos y un buen vino para relajarnos. El clima se portó muy bien con nosotros y nos permitió sentarnos siempre al aire libre. Por último, una recomendación muy valiosa fue ir a visitar Romainmotier, un bellisimo pueblo medieval alrededor de una abadía.

Alpes Suizos en pareja

Sin dudas volvería a esta casa. Me quedo mucho por recorrer y disfrutar. La casa ademas, estaba muy bien equipada. Para nosotros, latinos, nos sorprendió muchísimo el orden suizo. Nos encantó la casa por ser acogedora y rústica pero con todo el equipamiento para que la estancia fuese cómoda. Los anfitriones nos invitaron a recorrer Ginebra con ellos. Nos faltó tiempo, pero nos hubiese encantado.

Se trató de una preciosa escapada a los Alpes Suizos en pareja que siempre recordaremos por la belleza de sus paisajes, sus pueblecitos de cuento y la tranquilidad con la que la vivimos. ¡Nos encantó!

Encuentra un intercambio