La fianza de GuesttoGuest

La fianza intercambia te permitirá intercambiar tu casa con total tranquilidad. Junto con el seguro y la verificación, es uno de los 3 servicios opcionales que GuesttoGuest propone para que los intercambios tengan lugar de la manera más segura posible. A continuación te explicamos todo lo que tienes que saber acerca de la fianza 🙂

La fianza con <span style=GuesttoGuest” width=”1200″ height=”687″ />

Las ventajas de la fianza

La fianza tiene varios beneficios tanto para el anfitrión como para el invitado:

1. Seguridad: el anfitrión puede confiar en que, si algún daño se produjera en su casa, recibirá parte o la totalidad de la cantidad de la fianza para cubrir la reparación.

2. Muestra las buenas intenciones del invitado: cuando el invitado acepta pagar la fianza en caso de dañar algo en la casa de su anfitrión, muestra sus futuras buenas intenciones y el anfitrión puede confiar en él. Por tanto, sirve como filtro para el anfitrión para decidir si alojar o no a un invitado en su casa.

3. Promueve a los invitados a tener cuidado: el anfitrión promueve a sus invitados que tengan cuidado con su casa y sus pertenencias.

help

Aceptar la fianza es un paso crucial a la hora de finalizar un intercambio por parte del invitado. Si el invitado deniega el pago de la misma, lo más probable es que el anfitrión decida no realizar el intercambio con él. Por lo tanto, para el invitado, la fianza es una muestra hacia el anfitrión de sus buenas intenciones durante su estancia.

¿Cuál es la cantidad de esta fianza?

Cada vez que una casa es registrada en GuesttoGuest, una cantidad determinada de fianza será propuesta por la web. Esta cantidad será calculada en función del tamaño y el valor de los equipamientos que hayan sido añadidos. Se trata sólo de una sugerencia y puede ser modificada.Para modificar la fianza, accede al perfil de tu casa y haz clic en en el botón “modificar” que aparece junto a la cantidad propuesta.

También puedes dejar la fianza que te proponemos pero cambiarla para determinados intercambios. Para ello, podrás cambiarlo directamente en la conversación con el miembro al que desees cambiar la cantidad de fianza demandada.

¿En qué se basa?

Una vez que todos los detalles sobre el intercambio han sido determinados entre el anfitrión y el invitado, el invitado ha de finalizar el intercambio.

Cuando se finaliza un intercambio, el invitado tendrá que proporcionar los detalles de su tarjeta de crédito.

Simplemente una comisión del 3.5% será cargada en el momento pero no la totalidad de la fianza, tan sólo se trata de una “autorización” a GuesttoGuest para hacerse cargo en caso de daños durante el intercambio.

Por ejemplo, una fianza de 500 euros implica el pago de 17,5 euros a GuesttoGuest por sus servicios como intermediario si fuese necesario y por proveer el método de pago.

La fianza con <span style=GuesttoGuest” width=”1200″ height=”559″ />

¿Cómo funciona?>

Al final del intercambio, GuesttoGuest se pone en contacto con el anfitrión para comprobar que todo ha ido bien durante el intercambio.

El anfitrión tiene 10 días para reclamar la fianza en caso necesario y justificar la razón de la misma. Es muy importante poder demostrar el daño y justificarlo por parte del anfitrión. No obstante, recomendamos que el anfitrión contacte con el invitado  antes de ponerse en contacto con GuesttoGuest para llegar a un acuerdo amistoso.

El invitado, tras haber sido notificado sobre la decisión del anfitrión, tiene 10 días para confirmar a GuesttoGuest si está de acuerdo o no. Una vez que el invitado y el anfitrión lleguen a un acuerdo, la cantidad acordada de la fianza será traspasada de la cuenta bancaria del invitado a la del anfitrión. Sobre el resto de la fianza, que nunca salió de la cuenta del invitado, GuesttoGuest ya no tendrá más autorización de cobro.

Si ambas partes no llegan a una acuerdo en los 30 días posteriores al fin del intercambio el dinero será enviado a una cuenta especial hasta que se llegue a un acuerdo, bien negociándolo o bien por vías judicial.

Ejemplo: organizo un intercambio con Pedro, mi anfitrión, que ha establecido una fianza de 500 euros. En el momento de finalizar el intercambio, introduciré mis datos bancarios y pagaré en ese momento 17,5 euros (correspondientes a la comisión del 3,5%).

1. Todo transcurre con normalidad. Pedro cancela mi fianza (98% de los casos).

2. Rompo una taza. Le pregunto a Pedro si reemplazándola sería suficiente para él. Pedro me dice que sí. Cuando GuesttoGuest se pone en contacto con él para saber si me pueden devolver la fianza, Pedro dice que sí y mi fianza es devuelta.

3. Durante nuestras conversaciones previas al intercambio, Pedro me pide que limpie completamente la casa antes de irme y que haga la colada de las sábanas y toallas que haya utilizado. Al final no puedo hacerlo y me pongo en contacto con Pedro para saber si está de acuerdo en que se me cargue una cantidad de 25 euros para la limpieza y la colada que debería de haber hecho. Estos 25 euros serán tomados de mi cuenta y el resto será devuelto.

4. He roto una mesa sin querer. Pedro se pone en contacto con GuesttoGuest y justifica tanto el daño como el precio por reparar la mesa (por ejemplo, 100 euros). Yo, estoy de acuerdo en esta cantidad. GuesttoGuest procederá a cargar los 100 euros de mi cuenta para dárselos a Pedro y liberará el resto de la fianza.

5. He roto una mesa sin querer. Pedro se pone en contacto con GuesttoGuest y justifica tanto el daño como el precio por reparar la mesa (por ejemplo, 100 euros). Yo no estoy de acuerdo con esta cantidad porque el daño. En los 30 días después del intercambio puedo llegar a un acuerdo con Pedro sobre la cantidad. Si en este periodo no llegamos a un acuerdo, mis 500 euros de la fianza serán traspasados por GuesttoGuest a una cuenta especial hasta que se llegue a un acuerdo entre las partes, amistoso o judicial.

Es MUY IMPORTANTE que las dos partes aclaren todo antes de hacer un intercambio y que dialoguen y lleguen a un acuerdo después si surge algún inconveniente.